ACERCA DE ABD-RU-SHIN

Abd-ru-shin

ABD-RU-SHIN
EL AUTOR DE LA OBRA
«EN LA LUZ DE LA VERDAD»
EL MENSAJE DEL GRIAL

Muchos lectores de libros tienen el deseo de adquirir informaciones más precisas sobre el autor del libro en cuestión. Frecuentemente radica en este deseo la idea de sacar conclusiones partiendo de la biografía del autor, con el fin de obtener una ayuda para la decisión de comprar o leer un libro

En la obra “En la Luz de la Verdad” Abd-ru-shin declara:

“Toda persona interiormente libre apreciará una cosa o una doctrina siempre en la medida de lo que ella esté aportando y no por consideración de la persona que la aporta. Oro es oro, ya se encuentre en manos de un príncipe, ó de un mendigo”

Estas palabras, cuya certeza es incuestionable, explican claramente, en qué medida, hoy en día, un lector de libros restringe sus miras cuando solo se deja guiar por la biografía de un autor. El libro que se titula “En la Luz de la Verdad” y que pretende dar aclaraciones sobre el verdadero sentido de vida humana exige una evaluación neutral sin consideración del autor.

Después de conocer las explicaciones que el autor expone en su obra, el lector está libre de evaluarlo a base de su obra. La consideración de la verdad siempre presupone que el lector esté abierto y equipado con amplias miras. Las experiencias nos han mostrado, a nosotros los seres humanos, que existen cosas que se encuentran más allá de lo que podemos percibir con nuestros conceptos de tiempo y espacio. Esto abarca también la experiencia de un súbito presentimiento o la experiencia de estar guiados; son experiencias que cruzan nuestro camino de vida.

Para Abd-ru-shin el principal deseo en su obra “En la Luz de la Verdad – Mensaje del Grial” fue el hecho de dar una indicación de camino a la humanidad abierta a ello. En vista a este objetivo pueden ser consideradas las etapas personales de la vida de Abd-ru-shin, como se podrá apreciar en las descripciones siguientes.

Abd-ru-shin nació el día 18 de abril de 1875 con el nombre de Oskar Ernst Bernhardt. Su pueblo natal Bischofswerda, ubicado en las cercanías de Dresde en Alemania, fue el lugar de su infancia como también el de sus años escolares y de su educación profesional. Más tarde abandonó la afectuosa protección paternal y se dedicó a la profesión de comerciante que había aprendido. La actividad de comerciante le permitió viajar a los diferentes países de Europa y América. Comenzó a elaborar en forma literaria las impresiones de estos viajes, como también las experiencias personales que surgieron a partir de la convivencia con sus semejantes. De este modo pudo ligar su profesión de comerciante con su creciente predisposición de hacer conocer sus pensamientos como escritor.

En el año 1921 se despertó en Oskar Ernst Bernhardt la consciencia en relación con Abd-ru-shin y su misión en esta. Con la consciencia de lo que lo unía con Abd-ru-shin finalizó sus actividades de comerciante para poder dedicarse plenamente a la tarea de Abd-ru-shin.

Casi dos años más tarde, en 1923, Oskar Ernst Bernhardt publicó los primeros artículos bajo el nombre de “Abd-ru-shin”; artículos que llamaban a la humanidad a despertar espiritualmente. Primeramente, estos artículos estaban encuadernados en forma de fascículos que portaban el título de “Gralsblätter” (Folletos del Grial). En el transcurso del año 1926 se publicó una colección de estos artículos con el título “En la Luz de la Verdad” – Nuevo Mensaje del Grial – de Abd-ru-shin” en forma de libro. En ediciones posteriores se omitió el calificativo “Nuevo”; por esa razón, a partir del año 1931, se usó el título “Mensaje del Grial”. También se cambió la forma ortográfica del nombre del autor en las ediciones que siguieron. A partir del año 1937 la ortografía “Abd-ru-shin”, que era válida para el futuro, fue utilizada en las publicaciones.

Al principio y acompañando la publicación de los “Folletos del Grial” y del “Mensaje del Grial”, Abd-ru-shin dio conferencias públicas para transmitir sus ideas a sus semejantes. Más tarde, a consecuencia de la abundancia de artículos, que Abd-ru-shin consideró compilar con creciente necesidad, dejó de dar conferencias públicas. En muchos de sus lectores, los ensayos de Abd-ru-shin causaron una apertura espiritual en su interior que se percibió aun en muchas áreas de vida.
Durante este período, Abd-ru-shin tuvo un impulso cada vez más fuerte de buscar el punto determinado en la Tierra para el anclaje del mensaje del Grial. Guiado interiormente, comenzó a buscar este lugar. Como sucede con muchas otras cosas que emanan de un plan no-material, un signo terrenal era necesario aun en este caso para encontrar lo que se está buscando. A través de un anuncio de venta, en el cual se ofrecía una casa en una región en el Norte de Tirol (Austria), montañosa y apartada, Abd-ru-shin reconoció en el año 1928 el lugar que estaba buscando.

Los ensayos de Abd-ru-shin, que explican el sentido de la vida en una manera clara, objetiva e intelectualmente comprensible, llevan a percibir intuitivamente a Dios, como la humanidad hasta entonces no lo había conocido. La base para esto es el reconocimiento y observancia de las leyes de la naturaleza y la creación, que son las expresiones perceptibles de la Voluntad de Dios.

La gratitud por ese reconocimiento cambia la vida, y forma el deseo ardiente de honorar a Dios de una manera adecuada y de expresar delante de Él esa gratitud. Con este fin, Abd-ru-shin instauró la posibilidad de realizar horas de devoción y – en una manera más elevada – las Festividades del Grial. Las Festividades del Grial, que se han convertido en una vivencia consciente de la Gracia Divina para muchas personas espiritualmente abiertas, todavía hoy en día son los puntos culminantes durante el transcurso del año para tales lectores del mensaje del Grial.

El mayor empeño de Abd-ru-shin con respecto a los semejantes era estimularlos a vivir de una manera más consciente y libre a través de sus ensayos. El ser humano individual debe reconocer que él solo es responsable de su vida y, más allá de eso, de toda su existencia espiritual. En este sentido, Abd-ru-shin también ha demandado que cada ser humano se aleje de todas las presiones y las restricciones existentes, a fin de poder experimentar conscientemente su propia vida. Su indicación de que no es necesario instalar una organización terrenal entre los seres humanos y el Creador no fue apreciada por los dirigentes eclesiásticos y provocó una enemistad considerable hacia Abd-ru-shin.

También las personas con poderes políticos estaban disgustadas por la demanda de Abd-ru-shin de pensar de una manera autónoma y de examinar objetivamente todas las cosas, actitud que lleva a los seres humanos más allá de las opiniones que se presentan afín de condicionarlos. Por eso, en el año 1936, se prohibió la venta de la obra “En la Luz de la Verdad” – El Mensaje del Grial – en la Alemania socialista-nacional y se tuvo que cerrar la editorial en Munich que fue instalada para la impresión de esta obra. El anexo de Austria al Reich alemán en marzo de 1938 provocó un fin radical de la obra de Abd-ru-shin y de su actividad realizada hasta ese momento. Los socialistas nacionales arrestaron a Abd-ru-shin y lo encarcelaron en Innsbruck. Finalmente se reveló que las insinuaciones y acusaciones que habían causado el encarcelamiento no correspondían con la verdad. Este hecho llevó a la liberación de Abd-ru-shin. No obstante, la colonia del Grial en Vomperberg, que se había desarrollado alrededor del lugar de residencia de Abd-ru-shin, como también todas sus posesiones personales y las de su familia, fueron confiscadas y transferidas al estado austriaco. Abd-ru-shin y su familia fueron obligados a abandonar Austria. Les fue asignado un lugar de estadía en Alemania del Este. Todos los demás habitantes fueron expulsados de la colonia del Grial. Por imposición de los gobernantes socialistas nacionales se prohibió la diseminación de la obra de Abd-ru-shin así como el contacto personal con Abd-ru-shin.

El mensaje de Abd-ru-shin emanado del Grial había alcanzado a muchísimos lectores en distintos países y había causado un cambio en su modo de vida cotidiana. Sus vidas y experiencias eran más conscientes, lo cual los llevó a un reconocimiento más profundo de los genuinos valores humanos. Además, la intensiva percepción de estar guiados espiritualmente ayudó a aquellas personas a soportar los años de infortunio de la segunda guerra mundial.

Los ensayos que Abd-ru-shin escribió entre 1923 y 1937 fueron publicados en forma de fascículos y libros con el título de “Los Folletos del Grial”, “En la Luz de la Verdad – El Mensaje del Grial”, “Resonancias del Mensaje del Grial”, así como también en forma de conferencias aisladas.

Las ricas experiencias con las distintas posibilidades de publicación y los lectores de su mensaje del Grial impulsaron a Abd-ru-shin a colocar sus ensayos en una nueva edición. Entre los años 1939 y 1940, creó un diseño de impresión para la forma futura de la obra “En la Luz de la Verdad – El Mensaje del Grial”, disponible en los tiempos actuales. En un diseño de tres volúmenes la obra estaba prevista llegar a los lectores. La primera impresión de esta edición se realizó en el año 1949, impresión que nuevamente abrió el acceso para los lectores a esta obra.

Como Abd-ru-shin, Oskar Ernst Bernhardt aportó el mensaje que emana del Grial a la humanidad. La ayuda que Abd-ru-shin aportó a la humanidad no fue reconocida por ésta en toda su extensión. Consciente de este hecho, Abd-ru-shin se separó de su cuerpo terrenal el 6 de diciembre de 1941. El entierro de su cuerpo terrenal se realizó en el cementerio de su ciudad natal, en Bischofswerda.
Después de la guerra, en 1945, la viuda de Abd-ru-shin, la Señora María Bernhardt, pudo regresar a la colonia del Grial. La orden de expropiación de bienes fue anulada y la Señora María Bernhardt volvió a ser la propietaria de la colonia del Grial en Vomperberg.

Durante el verano de 1949 fue posible transportar los restos fúnebres de Abd-ru-shin de Bischofswerda a la colonia del Grial, Vomperberg con grandes dificultades. Se construyó un monumento en forma de pirámide, en la cual el cuerpo terrenal de Abd-ru-shin fue enterrado nuevamente.
Abd-ru-shin era un oponente riguroso de todo dogma así como de cualquier sectarismo. Además, él se opuso con determinación a toda forma de culto de personas. Para él, vivir lo que transmite en su obra “En la Luz de la Verdad – Mensaje del Grial” a los lectores era lo único que valía.